bullying-ninos-chiapas

Acoso escolar “Bullying” 

La palabra en inglés para nombrar el acoso escolar constante, ya sea psicológico, verbal o físico es Bullying, término que recientemente ha sido nombrado de manera frecuente, ya que se está siendo más constante y poco controlable.

El agresor busca intimidar, ejerciendo un abuso de poder constante y metódico. Es importante mencionar que hay diferentes maneras de ejercer este abuso de poder.

Los chicos presentan mayor conducta de agresión física y verbal, mientras que las chicas, aíslan y excluyen socialmente, agreden verbalmente, ya que perciben el poder de diferente forma, esto no significa que las chicas no puedan llegar a la agresión física.

La persona maltratada, agredida y acosada, queda expuesta física y emocionalmente, generándole secuelas psicológicas, como: vivir aterrorizado, vivir con paranoia, estrés, ansiedad, trastornos de sueño, problemas de alimentación, incluso intentos de suicidio o concretarlo.

Algunas de las conductas que reflejan acoso escolar son: bajo rendimiento escolar, deseos de no asistir al colegio, angustia (enfermarse constantemente, morderse las uñas), en muchas ocasiones los niños dejan de jugar, se muestra tristes o enojados, un adolescente frecuentemente está irritado, triste o encerrado sin querer participar en actividades familiares o con sus pares.

El fondo sobre las causas del surgimiento del bullying es amplio, tanto en la victima como en el agresor, muchas situaciones permiten que se presente en ambas partes.

La dinámica familiar permisiva es uno de los factores que desencadenan agresores con sensación de poder y control sobre los demás, teniendo reacciones hostiles hacia los demás.

Un niño que no creció con límites en su familia, no los tendrá fuera de esta, no respetará, no tendrá empatía hacia los demás, por ende, en la adolescencia la conducta seguirá presente probablemente con mayor fuerza.

La ausencia de un buen entorno familiar, favorece la aparición del acoso escolar, es por esto que es muy importante que los padres estén presentes y participativos en el desarrollo y la conducta de sus hijos y los profesores estén al tanto de lo que suceda con los alumnos,

En clase si es importante cuidar las reglas que se permite y que no, desde el salón de clases hasta el centro educativo, para hacer detecciones de casos que se estén presentando y tomar las medidas necesarias.

Otro factor que también influye en la aparición del acoso, es el contexto social, la televisión, las redes sociales, la violencia que está presente en los medios afecta sobre todo a los niños, ya que tienden a la imitación (querer ser como los personajes de la tv), hay cada vez más insensibilidad en lo que se muestra y en lo que se habla.

¿Qué hacer?

No le pidas a tu hijo que resuelva sus conflictos con violencia y como papá o mamá tampoco los resuelvas con violencia.

Fomenta valores como responsabilidad, solidaridad, generosidad, respeto y también ponlos en práctica.

Estimula la empatía en tu hijo, es decir llévalo a ponerse en el lugar del otro, para que no piense únicamente en sí mismo.

Evita que en casa haya gritos, golpes o insultos, recuerda que los niños son un reflejo de los que viven en casa.

Gestiona tus emociones saludablemente, sin violencia, sin gritos, por ende, enseña a tus hijos a gestionar sus emociones de manera saludable.

Determina límites en su conducta, no cedas a todo lo que te pide.

Relaciónate y conoce a los amigos de tus hijos.

Enseña a tu hijo a reconocer sus errores y a pedir disculpas si es necesario. Si comprobaste que tu hijo está acosando a alguien o está siendo acosado, no ignores la situación porque seguramente se agravará. Es fundamental que cuando se detecte un caso de bullying, los padres del niño o adolescente trabajen conjuntamente con la escuela para resolver el problema de una forma inmediata.

Habla con los profesores, pídeles ayuda y escucha las observaciones que te den sobre la conducta de tu hijo.

Publicado en Escuela para padres, Noticias Recientes, Recursos y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *