deciradios

Decir adiós… ¡Ay, como duele!

Que difícil es la despedida de una pareja, aunque hay muchas herramientas que ayudan a aminorar este dolor, sin embargo, como seres humanos es parte natural sentirse triste, ya que tenemos el hermoso regalo de las emociones.

Este adiós depende mucho de las circunstancias:

1.- Porqué terminó la relación (motivo),

2.- También hay que tener en cuenta si tu ex comienza pronto una relación, este adiós es más doloroso.

3.- Tu ex está cerca de ti, trabajan juntos, estudian juntos o viven cerca.

4.- Tienen hijos.

Estos son algunos factores que agudizan ese “apachurramiento” del corazón.

¿Qué puedes hacer para superar ese dolor?

  • Expresa lo que sientes: Busca a tus amigos para hablar y llorar, tener una red de apoyo es muy importante y básico.
  • Suelta el apego al pasado, toma el aprendizaje de lo que ya pasó.
  • Recuerda las veces que has pasado por está situación y que has salido adelante.
  • Confía en la vida, en que todo ocurre por alguna razón.
  • Espera a que el tiempo sane las heridas.
  • Si necesitas bloquearlo de tu correo, de tu FB para sentirte más tranquila/o, hazlo, hasta que las heridas sanen.
  • No busques ser su amigo/a pronto, dale tiempo al tiempo.
  • Agradece lo vivido.
  • Vuelve a ti, piensa en ti, sal a espacios que te gusten, busca espacios con tu familia, retoma actividades que son de tu agrado.
  • Si tienes hijos es importante revisar si necesitas buscar un espacio de apoyo para ti y para ellos, si sientes que te está siendo muy difícil procesar el duelo, entonces busca ayuda profesional.

Estar triste es normal, quedarte mucho tiempo viviéndote así no, es otra cosa, recuerda que centrar la vida en una sola persona, no ayuda, retoma tus proyectos que se han quedado estancados, recuerda tus sueños, en la vida todo pasa y esto que sientes también pasará, claro que si.

Te puedo decir que confiar en la sabiduría de la vida y en que todo tiene una razón de ser es maravilloso.

Si decides iniciar pronto una relación para olvidar la anterior, cuidado, no es lo mejor ni lo más sano, tiempo al tiempo.

El dolor es un gran maestro, toma sus enseñanzas y continúa, aunque sea muy grande, pasará, ahí no se acaba la vida, con una persona no se acaba la vida, sigue, toma tu corazón  y sigue… ¡si se puede! ¡Ánimo!

Mendigar el amor es la peor de las indigencias.

García Márquez.

Publicado en Noticias Recientes, Pareja, Recursos y etiquetado , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *