educacioncrianzafrustracion-ninos-psicologia-chiapas-san-crsitobal-de-las-casas

¿Qué pasa si no enseñas a tu hijo la frustración?

¿Qué pasa si no enseñas a tu hijo la frustración?

La frustración es parte natural de la vida, es fundamental y necesario que los niños aprendan a superar estos momentos durante su crecimiento y que aprendan a hacerlo de manera constructiva. 

Hay que enseñarles a superar situaciones en donde no logran lo que ellos quieren. 

Actualmente muchos padres están educando a partir de la no frustración, he aquí algunas razones:

  • No quieren que sus hijos pasen lo que ellos pasaron (educación autoritaria/golpes, rigidez).
  • El amor incondicional a sus hijos no les permite frustrarlos.
  • Padres que compensan sus ausencias y sienten culpa (regularmente es por trabajo) dando a sus hijos todo lo que les piden.
  • No quieren que sus hijos la pasen “mal” así que les dan todo lo que piden y lo que no piden también.
  • Por miedo, lo he observado en padres que tuvieron alguna complicación durante el embarazo o el nacimiento, lo cual genera mucho miedo a que sus hijos vuelvan a sufrir, o piensan: ya sufrió no quiero que vuelva a pasar por algo similar. 
  • Padres que buscan ser los “mejores padres” que les exigieron a ser los mejores en su infancia y se siguen exigiendo a dar lo mejor con sus hijos, esto es muy desgastando. 
  • Evitan la frustración para hacer felices a sus hijos.

Un niño feliz no es aquel que no se equivoca o que siempre consigue todo.

Todas las personas cometemos errores es parte de ser humanos, y como padres también se comenten, lo importante es que hagan consciencia de que realmente esto no ayuda a sus hijos. 

Una persona que tiene actitud para ser feliz, es aquella que sabe afrontar sus errores, aprende de ellos y sabe superar la frustración de manera constructiva. 

Si no, no tendrá recursos para enfrentar obstáculos que se le presenten en su vida, no sabrá que hacer, será dependiente de sus padres, o huirá de las situaciones que le generen un límite. Esto no solo a corto plazo si no a largo plazo también, es decir, si en encuentra un obstáculo en la carrera o en el trabajo ¿Se saldrá de la escuela? ¿Se cambiará de trabajo?

Ayúdale a tu hijo a que sepa enfrentar la vida, a vivir y a tener actitud para construir su felicidad.

¿Cómo aumentar la tolerancia a la frustración?

  • Cambia tu percepción, evita ver los límites como autoritarismo, no significa  ser duro o ser mal padre o madre.
  • Recupera el aprendizaje de lo que ha pasado y enséñale a tu hijo a mirar la enseñanza de las vivencias.
  • Motívalo a hacer las cosas por si mismo, aunque se equivoque.
  • Si se enoja porque algo no ha salido, ayúdale a calmarse y reflexiona sobre el aprendizaje que obtuvo de la situación. 
  • Enséñale a esforzarse, a ganarse las cosas, a que no es tan fácil obtener lo que se quiere. 

Algunas consecuencias de un niño que no se le ha frustrado y obtiene todo lo que quiere: 

Un niño que se siente más grande que los padres (tirano) un niño o adolescente que presentará rabietas constantes cuando pretendas frustrarlo, se pondrá al tú por tú no verá la jerarquía entre padre e hijo, más adelante será un adulto que no sabrá qué hacer cuando se le presente una dificultad, es decir inseguro o puede llegar a sentirse superior a los demás, lo cual le generará problemas en sus relaciones interpersonales.

Publicado en Escuela para padres, Recursos, Uncategorized y etiquetado , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *